Consumir mucha sal NO aumenta la presión sanguínea.

12-Sep-2014

Un riguroso estudio científico no logra vincular la mayor ingesta de sal a la hipertensión.

 

Durante años los doctores nos han asegurado que una mayor ingesta de sal nos conduce invariablemente a padecer de hipertensión arterial. De hecho, una vez que sufrimos algún episodio de presión alta, lo primero que se nos ordena es la reducción drástica, incluso eliminación total, del consumo de sal.

 

Innumerables estudios parecían confirmar la veracidad de la formula: más sal, mayor presión arterial. Pero un estudio realizado por un grupo de investigadores entre el 15 de mayo del presente año y el 10 de julio, publicado por la Revista Americana de Hipertensión, envuelve en una nube de dudas lo que era creído a pies juntillas.

 

El estudio realizado a 8,670 voluntarios franceses arrojó como resultado fundamental que una vez excluidos otros factores asociados como la edad, ingesta de alcohol, y obesidad, el consumo de sal no era factor determinante en la hipertensión en ninguno de los dos sexos.

 

Los voluntarios fueron sometidos a tres mediciones diarias de la presión sistólica durante tres días, manteniendo un control estricto sobre lo que cada uno consumía. Se les pidió rellenar cuestionarios sobre sus estilos de vida, edad y hábitos alimenticios para determinar los factores que tenían mayor incidencia sobre su presión.

 

Aunque se reafirmaron varias de las creencias populares: mientras mayor es el peso corporal mayores son las posibilidades de presentar un cuadro de hipertensión. El consumo de frutas y vegetales conducían a una reducción significativa en estas posibilidades en ambos sexos. Y, por supuesto, la edad fue el factor con mayor incidencia en este mal.

 

Los autores del estudio hicieron un llamado de alerta: ¨el primer objetivo de la población en general para contrarrestar la epidemia de hipertensión tiene que ser la reducción del peso corporal¨

 

Los resultados de esta investigación han sido recibidos con muestras de sorpresa en especial en la sociedad norteamericana, a la cual se bombardea diariamente con advertencias sobre el consumo excesivo de sal. Recientemente el Centro para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) emitió un reporte alertando que el 90 por ciento de los niños en ese país consumían más sodio del recomendable. Añadía que más de la mitad de la ingesta provenía de 10 comidas procesadas: pizzas, pan, sándwiches, queso y otras.

 

Por el momento, la noticia debe estar siendo acogida con beneplácito por los hipertensos que añoran sentir el sabor de este ingrediente en sus comidas.

Please reload

Entradas Destacadas

Los probióticos como aliados para el cuidado de la piel

June 8, 2016

1/6
Please reload

Entradas Recientes
Please reload

Archivo