La relación entre la flora intestinal y el envejecimiento de la personas

14-Sep-2015

 

Algunas personas permanecen sanas hasta los 80 años y más allá, mientras que otras envejecen más rápido y sufren enfermedades graves décadas antes. Y en muchos casos, no puede pronosticarse la expectativa de vida de una persona. Una nueva investigación sugiere que analizar la flora intestinal (el conjunto de bacterias que viven en el intestino) podría ser una forma eficaz de predecir las expectativas de salud futura a medida que nos hacemos mayores.

 

El equipo de David Walker, de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), en Estados Unidos, ha descubierto cambios en los microbios intestinales que preceden y predicen la muerte de las moscas de la fruta.

 

La edad de inicio del declive del anfitrión está estrechamente vinculada con cambios dentro de la comunidad de microbios en su intestino. Con la edad, el número de células bacterianas se incrementa sustancialmente y la composición de los grupos bacterianos cambia.

 

En el estudio se usaron moscas de la fruta en parte porque su esperanza de vida típica es de apenas ocho semanas, y algunas viven hasta el equivalente de los 80 o 90 años en humanos, mientras que otras envejecen y mueren mucho más jóvenes. Ello permite hacer un seguimiento en poco tiempo de un buen análogo de las vidas humanas, en términos biológicos. Además, los científicos han identificado todos los genes de la mosca de la fruta y saben cómo activar y desactivar algunos de ellos.

 

En un estudio anterior, los investigadores de la UCLA descubrieron que cinco o seis días antes de que las moscas murieran, sus tractos intestinales se hacían más permeables y empezaban a tener fugas.

 

En la investigación más reciente, basada en un análisis de más de 10.000 hembras de mosca, los científicos encontraron que eran capaces de detectar cambios en el intestino antes de que se iniciaran las fugas. Como parte del estudio, algunas de las moscas recibieron antibióticos que redujeron notablemente los niveles bacterianos en el intestino. Los investigadores comprobaron que los antibióticos previnieron el incremento en los niveles de bacterias relacionados con la edad, y mejoraron la función intestinal durante el envejecimiento.

 

Estos biólogos también han constatado que reducir los niveles bacterianos en las moscas viejas puede prolongar notablemente su esperanza de vida.

 

Cuando Walker y sus colaboradores previnieron mediante antibióticos los cambios en la microbiota intestinal que estaban relacionados con la muerte inminente de las moscas, lograron prolongar de manera notable sus vidas y mejorar su salud.

 

Las moscas con intestinos en situación de sufrir escapes a las que se les administró el tratamiento con antibióticos vivían un promedio de 20 días después de iniciarse sus fugas, un periodo muy largo para la corta esperanza de vida normal del animal. También en promedio, las moscas con intestinos propensos a sufrir fugas y que no recibían antibióticos morían en el plazo de una semana.

 

El intestino actúa como barrera para proteger a nuestros órganos y tejidos de daños medioambientales. Y su papel en la longevidad parece ser más importante de lo que tradicionalmente se ha venido creyendo. De todas formas, como en cualquier otra investigación biomédica que no haya incluido ensayos clínicos satisfactorios, los resultados no pueden extrapolarse a la salud humana. Por tanto, nadie debería comenzar a tomar antibióticos de manera regular con el único propósito de intentar aumentar así su longevidad.

Please reload

Entradas Destacadas

Los probióticos como aliados para el cuidado de la piel

June 8, 2016

1/6
Please reload

Entradas Recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por temas