Somos Bacterias...

 

Hace diez días asistí a unas jornadas de salud donde se habló sobre los últimos avances en el estudio de la microbiota (las bacterias del intestino) y de la importancia que tiene para la salud el tener una flora intestinal sana o no.

 

En un ser humano encuentras diez veces más bacterias que células propias del cuerpo. Y un sitio que alberga gran parte de ellas es el intestino. Seguro que has oído hablar de la flora intestinal. Lo que igual no sabes es la influencia que estas bacterias pueden llegar a tener sobre tu salud.

 

El intestino es, desde mi punto de vista, el pilar central de la inmunidad humana, la principal barrera de defensa. La diabetes, la obesidad y algunas enfermedades autoinmunes se está viendo que pueden prevenirse y mejorarse reconstituyendo la flora intestinal.

 

No todos tenemos la misma proporción de bacterias en el intestino, ni mucho menos. Son muchos los factores que determinan la composición de la microbiota:

 

  • Durante la gestación ya somos colonizados por las primeras bacterias, por lo que la salud y el estilo de vida de la madre influyen directamente sobre el feto en este sentido.

  • Otro aspecto que marca grandes diferencias es el parto. En el transcurso de un parto natural el bebé, al pasar por la vagina de su madre es colonizado por otros grupos de bacterias. Algo que no ocurre si el parto es por cesárea ya que el niño sale en un entorno de asepsia con las consecuencias que esto tiene para su microbiota.

  • La lactancia, su posterior alimentación, también determinan cómo será esta microbiota.

  • La relación con su entorno (parque, suelo, otros niños, hermanos, animales) también es determinante y ayuda a formar su microbiota y su sistema inmune.

  • Otro factor importante es el uso de antibióticos. Éstos pueden destruir gran parte de la flora. Por lo que es muy positivo tomar probióticos durante y tras el tratamiento.

 

Todos estos factores van creando el mapa de la composición bacteriana intestinal de cada individuo con unas 500 o 1,000 cepas diferentes de las mismas. Si todos estos aspectos han ido ayudando a formar una microbiota saludable que nos ayude a preservar una buena salud.

 

¿Qué comen las bacterias?

 

Para que las bacterias del intestino estén bien alimentadas debes incluir de manera habitual en tu dieta las verduras, las frutas, los tubérculos, los frutos secos, las semillas, las legumbres y los cereales integrales. Todos estos alimentos forman un auténtico manjar para tu microbiota. Como ves las bacterias son vegetarianas así que acuérdate de ellas en tus comidas y incluye siempre alimentos vegetales para ayudarte. Porque ya sabes: Una microbiota sana = un cuerpo sano.

 

Esta es una reflexión muy superficial sobre un campo muy amplio que está empezando a desarrollarse. Lo único que pretendo es que después de leer este post te acuerdes que dentro de ti viven billones de bacterias, que si las cuidas ellas te cuidarán a ti. Y recuerda, no necesitas alimentos enriquecidos ni diseñados para ellas…simplemente ten presente la lista que te he escrito antes y que en tu plato siempre predominen las verduras.

Please reload

Entradas Destacadas

Los probióticos como aliados para el cuidado de la piel

June 8, 2016

1/6
Please reload

Entradas Recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por temas